Defendemos la Privacidad en Internet

La Unión Europea aboga por un derecho al olvido que respete la libertad de expresión

Derecho al olvido

Tras la sentencia a favor del derecho al olvido dictada el pasado mes de mayo por el Tribunal de Justicia Europeo, los 28 países miembros de la UE se enfrentan a la labor de estudiar una forma para aplicarla. Hay una postura común: un derecho al olvido con límites, que vendrán marcados por la libertad de expresión.

Los 28 ministros de Justicia de la Unión Europea consideran que el derecho al olvido debe estudiarse caso por caso y no debe ser absoluto, es decir debe respetar el derecho a la información y la libertad de expresión. Ahora queda en manos de la Comisión establecer el equilibrio entre estas consideraciones.

En lo que respecta al futuro Reglamento sobre Protección de Datos que se está elaborando, los ministros se mostraron a favor de que la cláusula sobre el derecho al olvido deje margen de maniobra a los estados con el fin de aplicarlo caso por caso.

Peticiones de derecho al olvido

Desde que Google puso a disposición de sus usuarios en Europa la posibilidad de pedir el derecho al olvido, acatando así la sentencia del Tribunal Europeo, son muchos los ciudadanos que se han acogido a este derecho.

En la última cifra publicada se alude a casi 145.000 solicitudes, de las cuales cerca de 13.500 provienen de España. En términos de contenido indexado, el buscador ha tenido que analizar más de medio millón de URLs, de las cuales ha eliminado cerca de 170.000, es decir un tercio de las solicitudes recibidas.

Entre los contenidos sobre los que más se solicita su eliminación, Facebook, Youtube, profileengine.com y Badoo son los más afectados, tal y como ha comunicado la firma estadounidense. Entre el mayor número de peticiones recibidas se alude a retirada de enlaces que informan sobre: delitos -en algunos casos ya prescritos, cuyos enlaces si se han retirado-, fraudes, despidos procedentes, malas praxis.

En todos aquellos casos cuya petición de retirada haya sido denegada por Google, queda a disposición del usuario la opción de acudir a las agencias de protección de datos de su país con el fin de que sean ellas las que tramiten este derecho al olvido. También se puede acudir directamente a la justicia.

Primeras sentencias a favor del derecho al olvido

Como os decíamos en el párrafo anterior, si las solicitudes a Google son denegadas, se puede acudir directamente a la justicia para pedir que se aplique el derecho al olvido. En este sentido ya existen dos sentencias en contra de la firma, que le obligan a borrar el contenido demandado.

Una de ellas es la de la Audiencia Provincial de Barcelona, tal y como informa en su web el sindicato CCOO. En ella se impone una multa de 8.000 euros a Google España en concepto de indemnización por vulneración del derecho a la protección de datos. Concretamente la Audiencia señala en su sentencia que la filial española “no fue diligente en retirar de sus resultados de búsqueda las referencias a una información publicada en el BOE que hacía alusión a un indulto sobre un delito en contra de la salud pública, dañando así la imagen del denunciante”.

La otra sentencia a favor del derecho al olvido viene del Tribunal de Gran Instancia de París, en este caso la multa a Google Francia asciende a 1.500 euros con el añadido de 1.000 euros por día de retraso en su cumplimiento. En este caso hace referencia a la retirada de informaciones difamatorias en Facebook. El buscador solo eliminó los resultados de Francia, quedando la información disponible desde cualquier extensión diferente a .fr, la justicia le obliga a eliminarlos de todas.

Fuera de las fronteras europeas, también está teniendo efecto la cruzada a favor del derecho al olvido. Así, un tribunal de Buenos Aires aboga por aplicarlo, de este modo, los ciudadanos podrán pedir a los motores de búsqueda que borren información que viole su intimidad y dignidad. De momento la sentencia afecta solo a la Ciudad de Buenos Aires.

Desde Bórrame os podemos asesorar y ayudar a eliminar las informaciones que atenten contra vuestro derecho al olvido en Google, o en cualquier otro buscador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *