Defendemos la Privacidad en Internet

Las claves del derecho al olvido

El derecho al olvido permite solicitar la supresión de enlaces que contengan determinados datos e informaciones del interesado. Se debe pedir al responsable del tratamiento de dichos datos y también a los buscadores donde aparezca dicha información.

En caso de no atender a las peticiones de supresión de enlaces se puede acudir a la Agencia de Protección de Datos (AEPD), que es el organismo encargado de velar por nuestros derechos en materia de protección de datos. También se puede acudir a la justicia.

Cuándo tenemos derecho al olvido

Para saber qué informaciones o datos están amparados por el derecho de supresión, el conocido como derecho al olvido, la AEPD explica los factores que se deben dar.

Os los resumimos a continuación.

  • Los datos ya no son necesarios atendiendo a los fines u objetivos para los que se recogieron o trataron.
  • Si se retira el consentimiento dado para su tratamiento, siempre que no exista una causa que legitime su tratamiento.
  • Si se ha realizado un tratamiento ilícito de los datos.
  • Si la supresión de los datos cumple con una obligación legal tanto del derecho europeo como del país que trate los datos.
  • Si los datos se obtuvieron con la oferta de servicios de la sociedad de la información mencionados en el artículo 8, apartado 1 (condiciones aplicables al tratamiento de datos de los menores en relación con los servicios de la sociedad de la información).
  • Si te opones al tratamiento en casos de mercadotecnia directa, incluidos los perfiles que se elaboran para este fin.
  • La oposición al tratamiento que se fundamenta exclusivamente en el interés legítimo o en el cumplimiento de una misión de interés público.

Si se cumple alguna de estas circunstancias, el responsable del tratamiento además, amparándonos en el Reglamento Europeo de Protección de Datos (RGPD) está obligado a indicar a los responsables del tratamiento que estén tratando tales datos personales que supriman todo enlace relativo a ellos, y/o las copias o réplicas de tales datos.

Limitaciones al derecho al olvido

Sin embargo, en las ocasiones que se estime que dicho tratamiento es necesario para:

  • ejercer la la libertad de expresión e información.
  • para el cumplimiento de una obligación legal.
  • para el cumplimiento de una misión realizada en interés público o en el ejercicio de poderes públicos conferidos al responsable.
  • por razones de interés público, en el ámbito de la salud pública, con fines de archivo de interés público, fines de investigación científica o histórica o fines estadísticos, o para la formulación.
  • para el ejercicio o la defensa de reclamaciones.

En estos caso, se puede negar dicho derecho a la supresión.

En Bórrame podemos ayudarte a conseguir el derecho al olvido. Nos encargamos de todos los trámites para que tus datos e informaciones, desaparezcan de Internet, según los términos que establece la Ley. Contacta con nosotros.

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *