Defendemos la Privacidad en Internet

¿Un asesino tiene derecho al olvido?

El derecho al olvido es una cuestión que en algunos casos puede traer controversia. Encontramos detractores y defensores del derecho al olvido. Cada uno de los bandos expone sus argumentos en contra y a favor. Una de estas cuestiones que provoca controversia es la pregunta que titula el post de hoy: ¿Un asesino tiene derecho al olvido?

La respuesta, según un Tribunal alemán es afirmativa. Así lo ha dictaminado en la denuncia que presentó un acusado de asesinato para que su nombre y apellidos fueran eliminados de varios artículos que documentan su delito.

Os ponemos en antecedentes. El denunciante que pide su derecho al olvido, fue juzgado por asesinar a dos personas en un yate en 1982. El veredicto fue de culpabilidad y fue sentenciado a cadena perpetua.

El acusado quedó en libertad en el año 2002. Hace diez años, el ex presidiario descubrió que entre los resultados de búsqueda de Google al buscar su nombre, aparecían varios artículos de una revista que informaban del caso y en los que su nombre quedaba asociado a este delito de asesinato. Decidió entonces acudir a la Justicia alemana para obtener su derecho al olvido. En su petición alegaba su derecho a «desarrollar su personalidad”.

En un primer momento, la Justicia alemana desestimó su petición en el año 2012. La decisión se tomaba al entender que los enlaces y la información ahí contenida eran de interés público.

En mayo de 2014, el Tribunal de Justicia Europeo dictaminó y puso las bases que concretaban los criterios para aplicar el derecho al olvido. Estos criterios se basan en la antigüedad, la falta de relevancia. Es decir, se pueden eliminar resultados de búsquedas por considerar que la información que recogen es obsoleta o ya no tiene relevancia ni interés público.

El ex convicto apeló la desestimación y ahora ha recibido una sentencia afirmativa de un Tribunal Constitucional en el que se le reconoce su derecho al olvido. Considera que la información tiene una antigüedad de casi 40 años y el denunciante ya ha cumplido su deuda con la Justicia.

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *